Historia

En marzo de 1990, cuatro amigos amantes del Heavy-Metal deciden formar una banda que rescate el sonido clásico de los grandes nombres del género. Corren tiempos difíciles para el estilo, ya que el mundo de la música enfocaba su atención en el estallido “Grunge” de  Seattle, y en Chile, la escena era dominada por bandas Death Metal que prácticamente monopolizaban los escasos escenarios de la época.

Nace Enigma, formado en sus inicios por Franco Iturrieta en bajo y voz, Alvaro Paci y Hernán Kooki Angel en guitarras y José Antonio Vásquez en batería.

En mayo de 1991, en los estudios Attic -propiedad de una vieja gloria del Thrash chileno, el ex Warpath y Rust, Marco Cusato-, graban su primer demo tape: “Apocalipsis”.

Rápidamente comienzan a sucederse las invitaciones para tocar: bandas como Tumulto reclutan a Enigma para sumarse a sus presentaciones. Noche a noche, la puesta en vivo de la banda comienza a afiatarse.

1992 comienza con una serie de cambios en la alineación de la banda, siendo el más importante la incorporación del bajista Sebastián Bello, quien hasta hoy es parte fundamental del sonido de la banda. Junto a su nuevo vocalista Nelson Aldunce –posteriormente conocido como Rob Díaz , actualmente front man de “Vastator”- Enigma graba en mayo de ese año en los estudios Atel su segundo demo: “Hijos de la Calle”.

La crítica especializada repara inmediatamente en dos elementos: las composiciones presentan un nivel de complejidad muchísimo mayor al trabajo grabado sólo un año antes, con arreglos y estructuras musicales poco explotadas hasta esa época. El segundo elemento tiene que ver con la activa participación del entonces novel sonidista Mariano Pavez, quien con los años será considerado uno de los más prestigiosos profesionales del medio.

Cabe destacar la realización del primer video-clip de Enigma para el tema “Hijos de la Calle”,  transformándose así en una de las bandas pioneras a nivel nacional en aprovechar este potente medio de difusión.

Los cambios continúan en 1993: Aldunce deja la banda siendo reemplazado por el vocalista Leonardo Corbalán (baterista de “Chancho en Piedra”). Comenzaba a consolidarse una formación que se mantendría por muchos años.

Un fuerte ritmo de recitales preparan a Enigma para dar un paso más allá: en 1995 contactan nuevamente al sonidista Mariano Pavez para grabar en los estudios HYT el E.P. “Espacios Vacíos”. Este trabajo le abre las puertas a un mercado mucho mayor, con ventas en el extranjero y una agenda de conciertos mucho más nutrida. Tuvo una espectacular acogida por parte del público y es reconocido como una de las más grandes y trascendentes producciones del Metal chileno.

Enigma y su sonidista Mariano Pavez se encierran en 1997 a grabar el primer disco de la banda: “Voces Disidentes”. Este larga duración multiplica exponencialmente sus ventas y les da la oportunidad de presentarse en ciudades como Copiapó, Villa Alemana, Valparaíso, Talca, Concepción, Temuco y Puerto Montt.

En 1998, Leonardo Corbalán abandona temporalmente la banda y es reemplazado por el vocalista Gustavo Robles, quien posteriormente parte a “Necrosis”.

Con Leonardo Corbalán de vuelta, Enigma lanza al mercado en el año 2000 un disco compacto con las versiones remasterizadas del L.P. “Voces Disidentes” y del E.P. “Espacios Vacíos”.

A fines de 2007, Corbalán abandona definitivamente el grupo. Es reemplazado por el vocalista Cristián Galaz, quien aporta una nueva dosis de frescura y virtuosismo al sonido de la banda.

En el año 2008 Enigma lanza al mercado su segundo larga duración, el L.P. “Laberinto”, grabado en los estudios Home Records por el sonidista Rodrigo Campos. Temas como “Niebla”, “Héroes” y “Consecuencia” marcan el regreso del grupo al mercado discográfico nacional e internacional y al circuito de las actuaciones en vivo.

Por motivos personales el bajista Sebastián Bello deja la banda en 2009. Su lugar  es ocupado por Pablo Tapia.

Cristián Galaz se aleja de Enigma en el 2010 y Pablo Tapia hace lo propio en el 2011 para unirse a “Poema Arcanus”. Ese mismo año se produce el regreso del bajista histórico de la banda, Sebastián Bello.

Paci, Bello y Vásquez, estaban juntos nuevamente y dispuestos a continuar haciendo Heavy-Metal.

Hay renovadas fuerzas, nuevos temas, variadas ideas, pero faltaba el vocalista adecuado para interpretar fielmente las creaciones de Enigma. La búsqueda termina satisfactoriamente con el arribo de Nelson Montenegro en 2013, quien aporta su gran talento y profesionalismo a los nuevos temas que serán parte del tercer disco de la agrupación: “Irreversible”.

El “Merken Rock” (el festival de Rock más grande del sur de Chile, Temuco, 2012), “Río Bueno Rock” (2013), “The Metal Fest” (2013), la actuación como banda soporte de “Sabaton” (2014) y el Merken Rock (2016) fueron grandes recitales en los que Enigma destacó por su entrega y magnífica puesta en escena.