Medio : Revista Caras / Fecha: Julio del 2013

Tardes de heavy metal

Alvaro Paci conoce los pasillos de La Moneda y es parte de las giras presidenciales como periodista de Canal 13. Pero también Alvaro Paci recorre Chile tocando heavy metal, vestido de negro y con chaqueta de cuero. La misma persona, la misma vida, sólo que con acordes diferentes.

Su banda se llama Enigma y en ella Paci toca la guitarra hace ya 23 años. Más de dos décadas en las que son sagrados los ensayos semanales y la amistad con José Antonio Vásquez, baterista y sociólogo, quien sumó a dos colegas suyos en esta aventura musical.
Wp-Club-de-tobi-193-2
“En nuestra historia hay poco de sexo, drogas y rock and roll… Somos más tranquilos”, cuenta Paci, rodeado por los equipos que dan vida a la sala de ensayo del grupo. En un tercer piso de Ñuñoa, los cuatro músicos, uno calvo, otro de pelo corto y dos de largas melenas glam, preparan lo que será su nuevo disco.

En la calle, a Paci lo reconocen por su trabajo formal. Sólo unos privilegiados conocen su “doble vida”. Entre conferencias y viajes de trabajo, no es raro encontrarlo grabando melodías en su celular. Nunca se desconecta y su pareja ya lo asumió. “Cuando tocan, a veces duermo y otras salgo”, cuenta ella, que minutos antes del ensayo había dedicado su tarde a hacer ejercicios en las máquinas que están en el mismo cuarto donde ahora los amigos se cuelgan instrumentos y dan inicio a su sábado de rock.